Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

SIETE CLAVES DE SAINT-EXUPERY

Tal vez por las miles de horas que pasó volando, le permitieron pensar sobre las grandes cuestiones de la existencia, Saint-Exupéry nos ha legado muchas bellas reflexiones:

1. " Al primer amor se le quiere mas, a los otros se les quiere mejor "
Es decir, que amar también es un arte que requiere ser perfeccionado con el tiempo, lo cual explica que los primeros romances sean dados al fracaso.

2. " El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va "
De las tres preguntas clásicas, quienes somos, de donde venimos ... la tercera es a la que menos recurre un mundo en el que casi todo el mundo se mueve por inercia "

3. " Aquel que quiere viajar feliz, debe viajar ligero "
Cuantas menos posesiones ( materiales y mentales ) tengamos que custodiar, mas fácil nos será vivir.



4. " Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada "
Depende de cada persona enfocar sus sentimientos hacia el lado soleado de la vida, tratan…

CRECER

El hombre ha nacido para alcanzar la vida, pero todo depende de él. Puede desperdiciarla. Puede seguir respirando, seguir comiendo, seguir envejeciendo, puede seguir caminando rumbo a la sepultura; pero eso no el vida ...
Cualquier animal es capaz de envejecer, crecer es la prerrogativa de los seres humanos. Sólo unos pocos reclaman el derecho. Crecer significa sumergirse en cada momento mas profundamente, hacia el principio de la vida; significa alejarse cada vez mas de la muerte, no ir hacia la muerte. Cuando mas ahondas en la vida, mas comprendes las inmortalidad de tu interior, mas te alejas de la muerte.



LLega un momento en que puedes ver que la muerte no es otra cosa que un cambio de ropa, un cambio de casa, un cambio de formas. Nada muere, nada puede morir.
Para crecer, simplemente observa un árbol. A medida que crece hacia arriba sus raíces lo hacen hacia abajo, cada vez mas hondo. Hay un equilibrio. Cuando mas se eleva el árbol, mas profundamente penetran sus raíces. No podrí…